martes, 16 de enero de 2018

Señor, por favor ayuda a mi amiga Romanos 8:27


Señor, por favor ayuda a mi amiga

Rom 8:27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.
—Señor, por favor ayuda a mi amiga Norma.

Dora no se daba por vencida. Por más enferma que estuviera Norma, por más grave que estuviera o cuánta gente dejara de creer que Dios la sanaría, Dora no dejaba de orar por su amiga. Aun desde el principio cuando los doctores le habían dicho a Norma que tenía una forma rara de cáncer, Dora se había sentido impulsada a orar por Norma. Y al ir desmejorando ésta más y más, con más intensidad oraba Dora. Dora oraba todo el tiempo.

—Sólo Dios puede sanar a mi amiga —le dijo Dora a sus padres—, así que tenemos que orar.

La alegría de dar con sacrificio Filipenses 1:1


La alegría de dar con sacrificio

Fil 1:1 Pablo y Timoteo, siervos de Cristo Jesús: A todos los santos en Cristo Jesús que están en Filipos, incluyendo a los obispos y diáconos

Quizá más que en ninguna otra iglesia del Nuevo Testamento, la iglesia de Filipos se caracterizó por sus dádivas generosas con sacrificio. Su sostenimiento hacia Pablo se extendió a través de sus viajes misioneros y fue una fuente de gran gozo para él. Además del dinero, ellos enviaron a Epafrodito, un buen hombre quien ministró a Pablo durante sus prisiones (Filip 2:25-30, 4:18)

Pablo fue selectivo al aceptar ayuda financiera de iglesias porque no quería ser una carga o que se malentendieran sus motivos. 1 Corintios 9:6-14 nos dice que tenía el derecho de recibir el sustento de aquellos que habían sido ministrados por él, pero que cedía ese derecho para que el evangelio no tuviera estorbos. En 2 Corintios 11:9 dice "cuando estuve presente con ustedes y tuve necesidad, no fui carga a nadie... en todo me mantuve de serles carga y lo seguiré haciendo"

Escribió de manera similar a los tesalonicenses "Pues vosotros mismos sabéis cómo debéis seguir nuestro ejemplo, porque no obramos de manera indisciplinada entre vosotros, ni comimos de balde el pan de nadie, sino que con trabajo y fatiga trabajamos día y noche a fin de no ser carga a ninguno de vosotros; no porque no tengamos derecho a ello, sino para ofrecernos como modelo a vosotros a fin de que sigáis nuestro ejemplo" (2 Tes 3:7-9)

Entrada destacada

Donald Trump visita La Iglesia Negra en EE.UU

Donald Trump visita La Iglesia Negra en EE.UU