viernes, 15 de mayo de 2015

Pon primero lo primero y obtén el resto como añadidura



Tu primera y más apasionada petición debe ser la presencia del Rey.

Ester 5:6-8 Ester puso a un lado su petición de la liberación de los judíos por una petición aún más importante --la presencia del Rey (y su enemigo) a un segundo banquete en su honor.
Jesús reveló la verdad detrás del secreto de Ester cuando dijo: "busca primero el reino de Dios y su justicia y todas las cosas (dinero, ropa, comida, y las cosas esenciales en la vida) te serán añadidas"
Ester tenía una petición de vida o muerte para el Rey Jerjes. Su prioridad parecía obvia --seguro la reina se saltaría la fiesta de banquete e iría al grano. Después de todo, esta era una necesidad primordial.
Era verdad --la petición de Ester era crucial. Pero el asunto no era la importancia de la petición, era la importancia y el poder de la relación íntima de Ester con el Dador del favor, que le podía otorgar sobre su necesidad.

Cualquiera que supiera los protocolos básicos del palacio podía presentar una petición al rey con una oportunidad razonable de obtener lo que pedía. La situación de Ester como reina y como la única esperanza viviente para su pueblo, requería algo más que un protocolo con el cual contar.

¿Eres el único intercesor parado en fe entre la eternidad y tus seres queridos? ¿Estás enfrentando retos imposibles con un diagnóstico médico negativo o una crisis financiera imposible? ¿Están tus hijos al parecer destruyéndose con malas decisiones y malas compañías? ¿Tu iglesia está luchando por sobrevivir en contra de situaciones imposibles?

Tú tienes todos los derechos de petición concedidos, a todos los que se acercan al trono con una petición formal, enmarcada y alineada a la Palabra de Dios. Se nos manda venir ante el Señor en beneficio de aquellos en autoridad y hacer peticiones al Rey. De cualquier manera, hay ocasiones cuando los privilegios de la relación íntima lograrán más que una petición formal. Este era el patrón de Ester.

Amán tenía todos los derechos de las peticiones formales al igual que la reina, de hecho, al parecer él controlaba quién tenía acceso al Rey y a quién se le negaba audiencia mientras fueran asuntos formales de la corte real. Pero él no tenía poder de triunfar sobre la intimidad de la reina y el privilegio de una posición familiar. Así que la Reina Ester movió la batalla de la corte real, donde está el trono, al comedor y se movió más allá de los límites de los protocolos formales a los límites del favor por amor.

Este es tu privilegio también, si le has dado tu corazón y vida a Jesucristo y te has convertido en un hijo de Dios.

Por Tommy Tenney

ORACION

Padre, nuestro tiempo juntos ayer fue maravilloso, pero aún tengo hambre por más de tu presencia hoy. Una vez más he preparado un suntuoso festín de agradecimiento, alabanza y adoración solo para ti. Solo cuando estés bien satisfecho y bendecido con mi


banquete de adoración, te diré mi deseo como respuesta a tu favor, en el nombre de Jesús, amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario

hola..deja tu comentario aquí.....¡¡¡¡

Entrada destacada

Donald Trump visita La Iglesia Negra en EE.UU

Donald Trump visita La Iglesia Negra en EE.UU