viernes, 8 de abril de 2011

Dios es tu confianza y protecciòn



Dios quiere una relación íntima con nosotros y así luego él podrá añadirnos todas las demás cosas que vienen por consecuencia.

Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría y que obtiene la inteligencia. Porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata, y sus frutos mas que el oro fino. Más preciosa que las piedras preciosas: Y todo lo que puedes desear, no se puede comparar a ella. Largura de día esta en su mano derecha: En su izquierda, riquezas y honra. Sus caminos son caminos deleitosos, y todas sus veredas paz. (Proverbios 3:13-17).

Alcanzar la sabiduría es estar enfocados en Dios y en nuestro propósito, la sabiduría de la que habla la biblia es la que pone a Dios siempre en primer lugar,

Es la sabiduría que ante todo respeta y tiene en cuenta al gran creador. El mayor capital que podamos tener según Dios no es oro ni riquezas, sino sabiduría, la que solo Dios da a los humildes y a las personas de fe. Cuando nos basamos en el principio de que Dios es el creador y hacedor de todo amándolo sobre todas las cosas podemos alcanzas conocimientos y sabiduría extraordinaria para cualquier asunto de la vida, Dios se encargará de proveernos todo conocimiento necesario para que cumplamos su plan, Dios nos comparte de sus riquezas inescrutables de sabiduría para ser eficaces en nuestras tareas, para glorificarlo y para alcanzar mayores niveles de revelación.

La sabiduría trae consigo magníficos beneficios como una larga vida, honor y riquezas. También podemos comparar este versículo a la predica de Jesús, que dijo: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6; 33). Dios quiere una relación íntima con nosotros y así luego él podrá añadirnos todas las demás cosas que vienen por consecuencia, honor, riquezas y una larga vida de buena salud. Los hombres sin fe buscan insaciables todas estas añadiduras, pero son necios al no darse cuenta que Dios se las daría cuando si lo dejaran gobernar sus vidas. Con el Señor de nuestro lado podemos alcanzar una vida de placer y de paz, debemos llegar a tal punto de fe y comunión con nuestro Señor que todo lo que el tiene se nos transmitirá, estaremos saciados de deleite y paz, ¡que asombroso es nuestro Dios!

Hijo mío, no se aparta estas cosas de tus ojos; Guarda la ley y el consejo, y serán vida tu alama, y gracia a tu cuello. Entonces andarás por tu camino confiadamente, y tu pie no tropezara. Cuando te acuestes, no tendrás temor, sino que te acostaras, y tu y tu sueño será grato. No tendrás temor de pavor repentino, ni de la ruina de los impíos cuando viniere, porque Jehová será tu confianza, y el preservara tu pie de quedar preso. (Proverbios 3; 22-26).

En esta parte del capítulo nos habla una vez más de los beneficios de ser cuidadosos con nuestra vida, de actuar con prudencia y cautela para no caer en los engaños y trampas de cualquier tipo de pecado. El Señor es nuestra fuerte confianza, es nuestro ayudador, nuestro refugio en la tormenta y nuestro amparo en la tribulación, solo Dios puede dar el don de acostarnos y dormir tranquilos y no temer ningún desastre repentino, hay personas que en sus corazones la fe no se ha arraigado y cimentado viven nerviosos, ansiosos temiendo desastres y calamidades repentinos, como ese tipo de personas que siempre están esperando lo peor, pero tenemos esta promesa para nosotros los que amamos a Dios y queremos agradarle que dormiremos en paz y podemos andar reposados en nuestra mente y corazón sabiendo que una protección sobrenatural esta con nosotros y seremos protegidos todo el tiempo. La desgracias sobreviene a los incrédulos, que son los no creen en Jesús, ellos no cuentan con esta protección, pueden ser sorprendidos en todo momento por cualquier desgracia. (Vs. 25) El Señor se compromete a estar de nuestro lado siempre, a cualquier hora, lugar o situación. Incluso nos librará de las trampas que nos quieran hacer, nos librara de caer en engaños, estafas y robos (Vs. 26) Estas promesas son palabras que debemos guardar y grabar a fuego en nuestro corazón para que vivamos en paz, estas promesas abarcan todo lo necesario para una vida totalmente plena y victoriosa. No temas si estas pasando por dificultades hoy, Dios te esta hablando y te esta invitando a que primero conozcas y veas el tipo de vida que el quiere darte, segundo a que lo creas y pongas por obra sus mandamientos y tercero que seas su aliado y recibir el favor que tenemos los privilegiados hijos de Dios. Es lamentable que muchos no quieren creer , piensan que Dios no tiene poder o es mentiroso, pero te invito a que puedas comprometerte a memorizar el capítulo 3 de proverbios y se desate sobre tu vida esta fascinante promesa. Toma un tiempo para leer y releerlo, medítalo, disfrútalo, reclámalo, pídelo y recíbelo, en el glorioso nombre de Jesús.

No te niegues a hacer el bien a quien es debido, cuando tuvieras poder para hacerlo. No digas a tu prójimo: anda, y vuelve, y mañana te daré, cuando tienes contigo que darle. (Proverbios 3; 27-28)

El vs. 27 vuelve a dar las condiciones para recibir todas las promesas y nos habla del dar, de ser generosos cuando tenemos la posibilidad de serlo. Generalmente cuando vemos que alguien esta realmente necesitando nuestra ayuda es ahí donde debemos actuar ¿Cómo podríamos decir que amamos a Dios si vemos a alguien padecer necesidad y nosotros pudiendo hacerlo nos negamos? El egoísmo es un bloqueo para las bendiciones. (Proverbios 3; 28). Dese hoy que cuando se presente alguien al que puedas ayudar lo harás sin dudar. Esto te abrirá las puertas de la gracia y el favor de Dios. No cierres el corazón cuando el Espíritu Santo te esta guiando a bendecir a otros, tal vez pierdas la oportunidad y no se vuelva a repetir, siempre que haya una posibilidad para ayudar, hay una posibilidad para servir al Dios todopoderoso y luego recibir la recompensa de su mismo trono.

No intentes mal contra tu prójimo que habita confiado junto a ti. No tengas pleito con nadie sin razón, si no te han hecho agravio. (Proverbios 3; 29-30).

Otra perla de revelación es esta, no traiciones, y lo dice sobre todo hacia aquellos que han puesto en ti su confianza, ni siquiera intentes el mal contra tu prójimo, estos son los códigos del reino de Dios, nosotros sus ciudadanos debemos mantenernos bajo estas reglas si queremos recibir todos los beneficios de nuestra ciudadanía celestial. No seas amigo de las peleas, hay personas que están acostumbradas a gritar y pelear por cosas insignificantes, en otras palabras no seas un iracundo peleador. ¿Porque tener una actitud agresiva con aquellos que nada nos han hecho? se un hijo de paz y la paz te seguirá.

No envidies al hombre injusto, ni escojas ninguno de sus caminos. Porque Jehová abomina al perverso; mas su comunión intima es con los justos. (Proverbios 3; 31-32).

Este capítulo de proverbios se destaca por hacer hincapié en las actitudes del corazón, porque no valen mucho para Dios otras habilidades si tenemos un mal corazón. Se dice popularmente que de este mundo “no nos llevamos nada”, sin embargo nos llevaremos mucho más de los que creemos. Cada acto que hayas hecho con bondad, con sinceridad y para beneficiar a otro, eso te lo llevarás, te lo aseguro. Envidiar es una declaración de inferioridad y de malicia. Las expresiones limpias del corazón son cosas que Dios ama y lo resalta en toda su palabra. No cualquiera puede pretender amistad con Dios a menos que tenga sus mismos intereses y desee ser como Jesús.

La maldición de Jehová esta en la casa del impío, Pero bendecirá la morada de los justos. Ciertamente el escarnecerá a los escarnecedores, y a los humildes dará gracias. (Proverbios 3; 33-34).

Burlarse de otros parase no ser algo que le guste a Dios, hay personas de hábitos burlones, que humillan, avergüenzan y molestan con ironías a todo el que se le acerca, pero de parte de Dios. Burlar es soberbia, es menospreciar, en ocasiones envidiar. Cuando alguien detesta a otra persona (aunque no lo quiera hacer notar) lo podrá manifestar con burlas. Respetar a todos es nuestra regla, si cayeron bajo faltándonos el respeto, para nosotros será un honor pagar ese mal con un bien.

Los sabios heredaran honra, Mas los necios llevaran ignominia (Proverbios 3; 35).

Jesús dijo: “Si alguno me sirviere mi padre lo honrará” como dijimos anteriormente los sabios de este mundo son los que siguen al maestro, el que permanece para siempre es aquel que hace la voluntad de Dios. Toda el que ama la pompa de este mundo más que a Dios y decide abandonar su camino para ir tras los deleites temporales del pecado esta cavando su propia tumba.


Porque el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.     (1 Juan 2:17) .


JOSÈ GONSALEZ


No hay comentarios:

Publicar un comentario

hola..deja tu comentario aquí.....¡¡¡¡

Entrada destacada

Donald Trump visita La Iglesia Negra en EE.UU

Donald Trump visita La Iglesia Negra en EE.UU