lunes, 12 de octubre de 2015

Amando a otros--Luc 6:32


Amando a otros

Luc 6:32 porque si amáis a los que os aman ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores aman a los que los aman.
Para mucha gente, amar a otros es un concepto borroso. Afortunadamente, el amor ágape se ha definido claramente en las Escrituras. Cuando el amor es usado como un sustantivo en las Escrituras, se refiere al carácter, por ejemplo. "Dios es amor" (1 Juan 4:8) "el amor es paciente, el amor es benigno, etc... (1 Cor 13:4-8) El amor es la más alta conquista del carácter: la meta de nuestra instrucción es amar con un corazón sincero y buena conciencia y una fe no fingida (1 Tim 1:5) El amor es el fruto del Espíritu (Gál 5:22), el medio por el cual se identifica un verdadero discípulo de Cristo (Juan 13:35) La atención dada al amor en pasajes como 1 Cor 13 y 1 Juan 4 revela su importancia para Dios en nuestras relaciones interpersonales, donde la familia es primordial.
El amor ágape no es dependiente de la persona a la que se ama, sino del que ama. Quizá te agrade alguien por quién es él, pero le amas debido a quién eres tú. Dios nos ama no porque seamos dignos de ser amados, sino porque Dios es amor. Si fuera de otra manera, entonces el amor de Dios sería condicionado. Si te comportas mejor, ¿te amaría más Dios? Claro que no. El amor de Dios hacia nosotros no está basado en nuestro comportamiento, sino en Su carácter.
El amor también es usado como verbo en las Escrituras. Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su hijo unigénito (Juan 3:16) Utilizado de esta manera, el amor es gracia en acción. Es dar incondicionalmente para suplir las necesidades de otro.

Cristianos materialistas----Mateo 6:19



Mateo 6:19 No os hagáis tesoros en la tierra

No puedes seguir a Dios y a las riquezas.
Nuestra sociedad es una sociedad consumida con cosas materiales. Estatus, éxito e importancia muy a menudo se miden por el valor financiero de una persona. Aquellos con riquezas las presumen, aquellos sin riquezas las fingen. La gente acumula grandes deudas en su desesperada y vana búsqueda de la felicidad a través de acumular cosas materiales.
Tristemente, esa misma mentalidad materialista impregna la iglesia. En lugar de ofrecer una alternativa distinta a la del mundo, la iglesia se une al mundo en su búsqueda de riqueza.
Lo más trágico de todo, el mensaje salvador del evangelio de Jesucristo se pierde en el proceso.

Perdonar o no perdonar 2° Parte


Lucas 6:37 No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.

El perdón es una elección deliberada, no una emoción o sentimiento. Los sentimientos pueden o no seguir esa elección, pero el favor de Dios ciertamente lo hará.
Para experimentar el poder del perdón, tenemos que dejar de pescar en las aguas emocionales de nuestro pasado, dejar ir el dolor y seguir adelante.
Me encanta el súper-pegamento, un día estaba tratando de pegar un set de té miniatura, con mi súper-pegamento, tomé un platito, le puse pegamento y lo sostuve por 30 segundos, sólo para descubrir después que había pegado mi dedo al plato. Después de varios minutos de dolorosa lucha para despegar mi dedo, lo logré. Toda esta experiencia me recordó del perdón.
Cuando nos negamos a liberar a las personas del dolor que nos han causado, los estamos pegando a sus errores. Cuando nos aferramos al dolor que nos han causado, nos estamos negando a verlos como algo más de lo que han cometido.

lunes, 5 de octubre de 2015

¿ Como ofendemos a Dios ?-Mateo 6:25


El pecado de la preocupación

Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?

Preocuparse por el futuro es pecar en contra de Dios.

Alguien dijo una vez: "no puedes cambiar el pasado, pero puedes arruinar un presente perfecto y bueno al preocuparte por el futuro" La preocupación arruina el presente, pero más importante para el creyente es reconocer que la preocupación es un pecado. Veamos por

EL DUEÑO DE TU VIDA---Mat 6:25

Mat 6:25 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?
Dios te da la vida y sostiene tu vida.

Si estuvieras viviendo en Palestina durante el tiempo de Jesús, quizá te hubieras preocupado por las cosas básicas de la vida. Eso es porque hubo momentos cuando la nieve no bajó a las montañas y como resultado no había arroyos. Cuando se secaban los arroyos, no había agua. Los cultivos tampoco se producían. Eran víctimas de las embestidas de los insectos, enfermedades y clima. Cuando los cultivos no producían, había hambre en la tierra. Y cuando había hambre, tampoco había ingresos. Cuando no había ingresos, no se podía comprar vestimenta.

PERDONANDO A LOS DEMAS-1 Cor 13:5



1 Cor 13:5 el amor no guarda rencor

Si amas a alguien no llevas un registro de sus ofensas.

Se informa que cuando los misioneros Moravian fueron a los esquimales, no encontraron una palabra en su lengua para perdón. Tenían que combinar una serie de palabras cortas en una sola: Issumagijoujungnainermik, aunque la palabra parezca formidable su significado es hermoso, se traduce: no ser capaz de pensar en ello más.
Probablemente has notado que la gente que no perdona tiene buena memoria. Algunos pueden guardar rencor toda la vida. Pero el amor nunca lleva un registro de los errores cometidos. Perdona y es incapaz de pensar en ello otra vez.
Eso es lo que Pablo tenía en mente cuando dijo que el amor no guarda rencor (1 Cor 13:5) las palabras griegas traducidas significan hacer inventario como en libros, ese inventario ayuda a los contadores a recordar cada transacción

Entrada destacada

Donald Trump visita La Iglesia Negra en EE.UU

Donald Trump visita La Iglesia Negra en EE.UU