lunes, 20 de febrero de 2017

Siendo considerado a las necesidades de otros_ Juan 19:26

Siendo considerado a las necesidades de otros
Juan 19:26 Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo.
No importa qué pruebas tengamos, es posible estar preocupados por las necesidades de otros.
A medida que se acercaba el momento de la muerte de Jesús, el bienestar de Su madre estaba en Su corazón y mente. Nuestro Señor fue fiel a su ministerio sin importar el costo.
Aquí el objeto de atención de Jesús pasó a un pequeño grupo de cinco amigos a los pies de Su cruz. Y de este grupo que incluía al discípulo Juan, Salomé (la madre de Juan), María la esposa de Cleofas y María Magdalena, la atención de Cristo se dirigió a Su madre.
Maria la madre de nuestro Señor, quizá era la persona más necesitada de ese grupo que estaba a los pies de la cruz. Era probable que fuera viuda en este tiempo, de otra manera, Jesús no habría mostrado una preocupación especial por su futuro bienestar. María estaba viendo y sintiendo el cumplimiento de la
profecía de Simeón de que su alma sería traspasada por Jesús (Luc 2:34-35) Atraída al lugar de ejecución de su hijo en amorosa preocupación y tristeza, María estaba parada junto a los demás pero seguramente se sentía sola sufriendo en silencio.

En ese momento, Jesús intervino y le recordó a María que ella necesitaba verlo no principalmente como su hijo sino como su Salvador.

Cuando Jesús le llamó a María "mujer" él estaba usando un título de respeto. Su intención era simplemente de encargar a María a los cuidados de Juan.

En el Calvario, Jesús experimentó la agonía de la cruz, el peso del pecado del mundo y la ira de Dios el Padre. Aun así en medio de todo Su calvario, el cual está más allá de nuestra comprensión, Jesús tomó momentos para mostrar compasión a los demás que le estaban lastimando. Ese es un patrón que debemos seguir.

Nunca debemos sentirnos tan abrumados con nuestro propio dolor y pruebas, y ciertamente no la rutina diaria, que perdamos de vista las necesidades de otros.

Por John MacArthur




No hay comentarios:

Publicar un comentario

hola..deja tu comentario aquí.....¡¡¡¡

Entrada destacada

Donald Trump visita La Iglesia Negra en EE.UU

Donald Trump visita La Iglesia Negra en EE.UU