miércoles, 8 de junio de 2016

Siendo considerados con otros_1 Corintios 13:5

1 Cor 13:5 el amor no hace nada indebido.
Un comportamiento considerado demuestra amor y añade credibilidad a tu testimonio.
Cuando era un niño, me encantaba chupar mi sopa. No le veía ningún daño en ello aunque mis padres se opusieran constantemente. Luego en una ocasión comí con alguien que chupaba su sopa, él se estaba divirtiendo pero yo no disfruté mucho mi comida. Entonces me di cuenta que mostrar educación en la mesa es una manera de ser considerado con otros. Dice: me preocupo por ti y no quiero hacer nada que i
mpida que disfrutes tu comida.
En una nota más seria, conozco a una pareja que consiguió la anulación de su matrimonio debido a que el marido era grosero con su esposa. Ella afirmaba que sus eructos incesantes probaban que él no la amaba realmente. El juez falló a favor de ella, indicando que si el esposo realmente la amara, habría sido más considerado. Esa es una historia extraña pero verdadera e ilustra el punto de que el amor no es grosero.

En 1 Cor 13:5 se incluye cualquier comportamiento que viola los estándares bíblicos y sociales aceptables. Podríamos parafrasear: el amor es considerado con otros. Ese hubiera sido en contraste con el comportamiento desconsiderado de los corintios, muchos de los cuales eran indulgentes en sus fiestas de amor y se emborrachaban con el vino de la comunión (1 Cor 11:20-22) Algunas mujeres excedían los límites quitándose los velos y usurpando el papel de los hombres en la iglesia (1 Cor 11:3-16, 14:34-35) Tanto hombres como mujeres fueron corrompiendo los servicios de adoración tratando de aparentar mayores dones espirituales (1 Cor 14:26)

Sin lugar a dudas, los corintios justificaban su comportamiento grosero, así como a veces lo hacemos nosotros. Pero la grosería delata falta de amor y siempre es perjudicial para el ministerio eficaz. Por ejemplo, he visto a cristianos comportarse tan groseros hacia los que no son cristianos que fuman, que han destruido cualquier oportunidad de hablarles de Cristo.

Sé consciente de cómo tratas a los demás, ya sea creyentes o no creyentes. Aún la más pequeña cortesía puede dar una profunda impresión.

Por John MacArthur


No hay comentarios:

Publicar un comentario

hola..deja tu comentario aquí.....¡¡¡¡

Entrada destacada

Donald Trump visita La Iglesia Negra en EE.UU

Donald Trump visita La Iglesia Negra en EE.UU